Técnicas de Medicina Tradicional China

 

La acupuntura es parte de la Medicina Tradicional China y se encuentra entre las prácticas curativas más antiguas del mundo, con técnicas y procedimientos orientados al mantenimiento y restauración de la salud a través de la estimulación de determinados puntos del cuerpo y partiendo de la premisa de que las enfermedades y dolencias surgen del desbalance entre el Ying y el Yang producto de disrupciones en el flujo del “Qi” (energía).

 

El término acupuntura en sí describe un conjunto de procedimientos y técnicas centrados en la estimulación de canales y puntos anatómicos, principalmente mediante la inserción de agujas metálicas manipuladas manualmente o a través de otros métodos como por ejemplo:

 

Masaje Tui Na

 

Succión con Ventosas

 

Raspado con Gua Sha

 

Chichetas semipermanentes

 

Martillo de Siete Puntas

 

Moxibustión

 

Estimulación láser o biomagnética

 

 

Se han realizado numerosos estudios sobre la utilidad terapéutica de la acupuntura con resultados alentadores en el tratamiento de diversas enfermedades, síndromes y adicciones, y especialmente en cuadros de carácter crónico y dolor.

 

La propia Organización Mundial de la Salud ha reconocido la eficacia de la acupuntura y la Medicina Oriental en el tratamiento de multitud de afecciones, entre las que se incluyen:

 

  • Dolencias neuromuscoloesqueletales (artritis, neuralguia, insomnio, mareos, dolor de cuello y hombres y migraña).
  • Desórdenes respiratorios (hipertensión, angina de pecho, arterioesclerosis y anemia).
  • Afecciones respiratorias (asma, enfisema, sinusitis, alergias y bronquitis).
  • Condiciones gastrointestinales (alergias alimenticias, diarrea crónica, gastritis, úlceras, estreñimiento, indigestión, debilidad intestinal y anorexia).
  • Dolencias urogenitales (disfunción eréctil, incontinencia urinaria y enfermedades urogenitales).
  • Problemas ginecológicos (dolores y alteraciones menstruales, infertilidad y síndrome premenstrual).
  • Desórdenes psicoemocionales (depresión, ansiedad, estrés y desórdenes alimenticios).
  • Adiciones y drogodependencias.
  • Cuadros postoperatorios y bajo aplicación de sesiones de quimioterapia.

 

Igualmente, la acupuntura (con todas sus técnicas) está considerada como terapia preventiva con efectos beneficiosos de carácter somático, mental y espiritual, que incrementa la calidad de vida ante molestias o deficiencias orgánicas o funcionales de difícil diagnóstico a partir de los medios aportados por la medicina tradicional.