Masaje Ayurvédico Abhyangam

 

Es uno de los masajes más completos que existen, ya que además de movilizar músculos, oxigenarlos y activar la circulación, se tocan unos puntos “sutiles” donde se cruzan lineas estructurales y energéticas, siendo por ello distinto a todas las demás terapias de masaje conocidas.

Abarca una increíble cantidad de técnicas, de elementos, de formas y tratamientos complementarios. El abhyanga es una de las técnicas básicas e imprescindible del sistema de medicina india Ayurveda.

Se utilizan diferentes tipos de aceites que lo acompañan y dependiendo de la tipología de la persona que lo vaya a recibir se utiliza uno u otro, debido a esto, el toque puede ser suave y sedante, lento y pesado o vigoroso y activador. A su vez, estos aceites se pueden utilizar con hierbas o enriquecidos con aceites esenciales.

El masaje se lleva a cabo en todo el cuerpo, teniendo cada zona diferentes efectos que se combinan formando una tratamiento completo que incluye la relajación del sistema nervioso, la desintoxicación, la mejora del funcionamiento articular y la liberación emocional.

Los movimientos en el abhyanga son largos y rítmicos y de esta manera se realizan sobre las superficies que lo permiten, como son las piernas, los brazos, la espalda y los costados. En las articulaciones, en cambio, son circulares y más cortos. En pecho y abdomen también se trazan círculos con las palmas en sentido de las agujas del reloj.

También los pies y la cabeza tienen cabida en este masaje ya que el aceite curativo tiene que llegar a todas las partes del cuerpo.

 

Abhyanga, que literalmente significa “Untado en Aceite”, es muy relajante, tanto para el cuerpo como para la mente. Con el aceite y mediante los movimientos del tratamiento ayudamos al cuerpo a eliminar toxinas, estimular el sistema linfático y purificar el organismo, manteniendo la salud corporal. Si se lo adopta como practica rutinaria, puede ayudar a rejuvenecer el cuerpo. La regularidad es la clave para obtener los completos beneficios del masaje que se dan en varios niveles y son entre otros:

 

Cuerpo Físico

  • Relajación de cuerpo físico

  • Rejuvenece, relaja y vigoriza los músculos, las fibras, los tendones, los huesos y la piel.

  • Ayuda en la circulación de la sangre, drenando el exceso de líquido y toxinas de la circulación sanguínea, que facilita el trabajo del corazón.

  • Proporciona una línea directa de defensa en el cuerpo, estimulando la producción de anticuerpos, haciendo que el sistema inmune aumente ante las multiples secreciones de sustancias internas beneficas.

  • Excelente método de desintoxicación para el cuerpo.

 

Cuerpo Emocional y Mental

  • Relaja y da claridad mental.

  • Afirma la autoestima, crea confianza, incrementa la concentración.

  • El Ayurveda sostiene que los dolores son provocados por una obstrucción del flujo de vayu (aire) a través de los vasos que transportan a vayu. Al frotar el cuerpo se genera calor, y éste produce que los aires se expandan y se desplacen.

  • Alivia las tensiones y ayuda a reducir los dolores.

  • Se eliminan los bloqueos energéticos y el paciente experimenta cambios emocionales y principalmente mucho alivio.