Aconsejan «limpiarse» del móvil y aparatos eléctricos para tener más salud

Los dispositivos con los que convivimos emiten ondas que pueden propiciar la aparición de cáncer y enfermedades físicas y neuronales

 

Los aparatos electrónicos con los que convivimos emiten ondas que pueden propiciar la aparición de cáncer y enfermedades físicas y neuronales, así que, para asegurar una buena salud, lo mejor es «limpiar» de polución eléctrica y mantener el móvil alejado del cuerpo, según la experta Magda Havas.

 

Doctora en Ciencias Medioambientales por la Universidad de Trent (Canadá), Havas es un referente mundial en la investigación de los efectos de las radiaciones electromagnéticas y no tiene dudas de que perjudican a la salud: «Ya tenemos pruebas evidentes de la relación entre la radiación de los móviles y la aparición del cáncer, y nos llegan ahora cuando todo el mundo es adicto a los móviles», destacó.

 

 

Estrés y depresión.

 

El efecto de las ondas sobre el sistema neuronal facilita la aparición de estrés, depresiones, irritabilidad y menos capacidad de concentración, según la doctora: «Todo apunta a lo mismo; la radiación daña el ADN, que es la base de la célula», concluye la científica, que participó en unas jornadas del Hospital de Vall d´Hebron sobre fatiga crónica, uno de sus principales ámbitos de investigación.

 

Las ondas que emiten adaptadores eléctricos, televisiones o los reguladores de luz, por citar algunos casos, son diferentes a las de los móviles o del wifi pero, según Havas, dañan el sistema inmune, especialmente a los que tienen hipersensibilidad electromagnética.

 

 

Ojo con los móviles.

 

Además, dice Havas, los cánceres se desarrollan con más celeridad que hace unas décadas y aparecen en la zona cercana al oído, que es donde colocamos el móvil para conversar.

 

El impacto es mayor entre los niños, porque su cerebro aún está en desarrollo. Así que para evitar en lo posible los daños, lo mejor es usar fundas protectoras especiales con tejidos con elementos metálicos que rebotan las ondas dirigidas al cuerpo y usar los altavoces del móvil para mantenerlo alejado de la cabeza.

 

 

 

Fuente: La Voz de Galicia