La Andulación® es una tecnología que lleva más de quince años implantada en Europa y que cada vez es más usada para el tratamiento de dolores agudos o crónicos. Combina dos tratamientos en uno; por un lado está el masaje mecánico vibratorio y por otro el calor generado mediante infrarrojos.

 

 

¿En qué consiste la Andulación®?

 

Los principios de funcionamiento de esta tecnología se basan en 5 puntos:

 

  1. Aumento de la producción de energía celular, que se consigue estimulando la producción de la molécula Trifosfato de Adenosina (ATP) que genera un efecto positivo en la salud.
  2. Se alivia el dolor a través de dos principios. Por una parte, la vibración genera señales positivas que se superponen a las negativas del dolor (efecto Gate Control). Por otra parte, si se aplica regularmente la Andulación® se generan endorfinas, lo que viene a ser un aumento de la sensación de bienestar general.
  3. La Andulación® hace que mejore el sistema circulatorio, lo que repercute positivamente en la reducción de tensiones e inflamaciones.
  4. La aplicación de esta tecnología acaba produciendo una sensación de relajación corporal y mental, ambos aspectos sabemos que están muy relacionados uno con otro. Por lo que, a mayor relajación, mayor sensación de bienestar física y emocional.
  5. Al activar también el sistema linfático, a través de esta tecnología se produce una mejora del metabolismo, lo que podríamos definir en otras palabras como una mejora del sistema inmunológico, lo que va a reducir la posibilidad de enfermar.

 

 

El Andumedic3 es un dispositivo médico certificado e incluido en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Es tecnología de Andulación aplicada específicamente para dolencias y patologías asociadas al dolor crónico (fibromialgia, artrosis y artritis, hernia discal, ciática, lumbalgias…) Este dispositivo consigue aliviar el dolor, pero también mejora la circulación sanguínea, estimula el sistema linfático y relaja el sistema nervioso.

 

Beneficios de la Andulación

 

Existe un gran número de patologías y enfermedades que mejoran sus síntomas gracias a la Andulación, sobre todo a nivel de dolor.

 

  • Enfermedades musculares. Alivia los síntomas de la fibromialgia y la fatiga crónica. También de lesiones musculares como tendinitis, contracturas, desgarros e inflamaciones.

 

  • Enfermedades óseas. Contribuye a la calcificación de los huesos. Mejora las artritis, artrosis, lumbalgias, el dolor de espalda, la ciática, el reuma, las hernias discales y también la osteoporosis.

 

  • Enfermedades y problemas circulatorios. Como las inflamaciones, los dolores musculares y articulares, las contracturas, las piernas cansadas o las varices.

 

  • Enfermedades del sistema nervioso: La Andulación produce bienestar a nivel psicológico y por eso es capaz de aliviar los síntomas del estrés, el insomnio e incluso el Parkinson.

 

 

Vídeo: Especialistas y patologías